Cómo evitar estresarse por dinero

Durante muchos años se han llevado a cabo estudios para estudiar los niveles de estrés y bienestar de nuestras vidas. Estudio tras estudio, se comprobaba que una de las causas principales del estrés de los participantes era el dinero. Y, como puedes imaginar, el problema no era tener demasiado dinero. Tras esta, la segunda fuente de estrés que se suele señalar es el trabajo.

Para muchos, se trata de un círculo vicioso: cuanto más preocupado estás por el dinero, más te distraes y eres menos productivo en el trabajo, lo que te lleva de nuevo a estar más estresado. Ya sea el agobio por pagar la hipoteca a tiempo, las deudas, la sobrecarga de trabajo o la falta de estabilidad, cuando el estrés por el dinero y el trabajo se combinan, resulta en un cóctel explosivo que puede derivar en serios problemas de salud.

A continuación te sugerimos cuatro maneras de reducir tu ansiedad por el dinero.

 

Reconoce que estás estresado

Como en todo problema, el primer paso es reconocerlo. Admite que estás sufriendo de ansiedad por tus finanzas personales. El segundo paso es entender que, si te esfuerzas y buscas todas las opciones posibles, puedes poner remedio a la situación.

 

Sé proactivo

Acude a un profesional de las finanzas, a un familiar que entienda del tema o simplemente a un amigo que quiera ayudarte, y establece un presupuesto. Puede contener objetivos mensuales, trimestrales o incluso anuales. Por ejemplo, identifica tus gastos invisibles, cancela tus deudas y crea un fondo de emergencia. E incluso hay formas de ganar dinero extra ahora mismo. No parece una mala manera de empezar.

 

Recuerda que todos los problemas tienen solución

A veces se nos olvida, pero conviene recordarlo para relajarse: la mayoría de problemas no son de vida o muerte. Casi todos terminan resolviéndose antes o después. En ocasiones en las que necesitas dinero de manera rápida, la solución puede ser, por ejemplo, un micropréstamo.

 

Respira, inspira

Últimamente se recomienda mucho practicar la meditación como forma de atajar el estrés, ya sea el financiero o de otro tipo. La práctica habitual de la meditación reduce tus niveles de ansiedad y relaja cuerpo y mente.

Realizar ejercicios de respiración de 5-10 minutos no sólo cuando cunda el pánico, sino de forma diaria, puede ayudarte a calmarte y hacer que tu vida sea muy diferente. Puedes encontrar gratis muchas técnicas de respiración y meditación online, incluido YouTube.

Al fin y al cabo, sea cual sea la fuente de tu estrés (las finanzas o el trabajo), tu salud y bienestar son lo más importante.

--

¿Y tú cómo te enfrentas al estrés? Dínoslo por Facebook, Twitter y Google+. ¿Te ha gustado el post? Visita nuestro blog para ver más posts interesantes.

Si necesitas ayuda financiera, entra en Ferratum.