Cómo crear un fondo de emergencia: Prepárate para lo inesperado

Cómo crear un fondo de emergencia

En un mundo ideal, todos podríamos predecir el futuro y no necesitaríamos un fondo de emergencia. Lamentablemente, no es el caso. Sin embargo, hay formas de prepararnos para lo inesperado (¿Recuerdas nuestros consejos para afrontar gastos imprevistos?).

Si no sabes qué es un fondo de emergencia, es justamente como suena: dinero que has ido apartando como previsión para futuras emergencias que se te puedan cruzar en la vida.

Entre pagar facturas, el alquiler, la compra, las reparaciones del coche, los cumpleaños, las bodas, las vacaciones y todo el resto de gastos imprevistos, seguro que te resulta difícil creer que puedas apartar algo de tu sueldo para un fondo de emergencia. ¡Pero se puede!

 

¿Necesito un fondo de emergencia?

Todo el mundo puede beneficiarse de tener un fondo de emergencia, tú incluido. Nunca está de más tener algo reservado, porque los imprevistos llegan a todo el mundo, seas quien seas. Bien es cierto, sin embargo, que hay personas para las que es aún más importante, como las que sufren de diabetes, asma o alergias alimenticias. Entre recetas, medicinas o tratamientos, un fondo de emergencia supondrá menos estrés y preocupación de antemano.

 

¿Cuánto dinero tengo que tener en un fondo de emergencia?

Es difícil concretar cuánto dinero necesitas exactamente en un fondo de emergencia, pero existe un consenso de que seis meses de gastos de vida proporcionan un buen colchón. Sí, suena mucho, pero lo principal es comenzar. Establece un objetivo realista sobre cuánto puedes apartar y empieza cuanto antes.

 

Empieza con poco

Ahorrar dinero para seis meses de subsistencia es un objetivo muy ambicioso para casi cualquiera de nosotros, y cuando notamos que un objetivo no es tangible, es probable que nos desmotivemos y lo abandonemos. Por eso hay que empezar con menos. Por ejemplo, si consigues ahorrar 100€ al mes, significa que ahorrarás 1.200€ al año. Incluso sólo 500€ al año pueden marcar la diferencia.

 

Cogiendo impulso

Si, por ejemplo, tu objetivo era ahorrar 1.000€ al año para tu fondo de emergencia, te sentirás realmente satisfecho no sólo por haber conseguido lo que te propusiste, sino también por os posibles intereses que ese dinero te haya generado. Exudarás motivación por todos los poros, y la motivación genera más motivación, por lo que no hay mejor momento para establecerte otro objetivo un peldaño por encima. Por ejemplo, ahorar 50€ o 100€ más al mes que antes.

 

Si llegan las vacas flacas y no has podido ahorrar

Aunque es imposible prevenir urgencias inesperadas, en Ferratum creemos que podemos ayudarte a conseguir cierta paz mental al saber que siempre tienes disponibles nuestro Micropréstamo y nuestra Línea de Crédito, préstamos fáciles y flexibles que te dan acceso a dinero rápido en caso de urgencia. Un alivio, ¿verdad?

--

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo y visita nuestro blog. También estaremos encantados de decirte “¡hola!” en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter y Google+.