5 consejos para afrontar gastos imprevistos

5 consejos para afrontar gastos imprevistos
08-06-2017

¿Sabes cómo afrontar gastos imprevistos? Por ejemplo, ¿qué pasaría si perdieras tu empleo mañana? ¿Podrías recurrir a algunos ahorros o estarías en un apuro? Si de repente tu coche tiene una avería, ¿sabrías de dónde sacar el dinero para repararlo? ¿Tu seguro se haría cargo o tendrías que pagar por dos coches al mismo tiempo?

No siempre puedes dar esquinazo a las deudas. A veces se te echan encima sigilosamente, otras te estallan en la cara, pero siempre aparecen cuando menos te lo esperas. Desde Ferratum te aconsejamos cómo prepararte ante los gastos inesperados.

 

Crea ya un fondo de emergencia

Ya lo dice el refrán: “Más vale prevenir que lamentar”. Tener apartados unos ahorros de emergencia es la mejor forma de estar preparado para cualquier imprevisto. Abre una nueva cuenta de ahorro y trata de ingresar periódicamente dinero, para que en caso de aprieto tengas acceso a él lo más rápido posible. Por ejemplo, puedes intentar tener ahorrados tres meses de sueldo, para así tener un tiempo de margen en caso de que tengas algún gasto inesperado o pierdas tu empleo (¡ojalá que no!).

 

Planifica tu presupuesto mes a mes

Gastar dinero en emergencias duele menos si has planificado tu presupuesto antes. Crea un presupuesto mensual para controlar tus gastos frente a tus ingresos, cíñete a él, trata de evitar las compras impulsivas y utilízalo para ahorrar lo máximo posible. Si sabes con exactitud cuánto entra y cuánto sale de tu cuenta todos los meses, sabes cuánto de ese dinero sobrante tendrás disponible en el futuro y, por tanto, tendrás más control sobre la situación cuando te llegue esa factura sorprendentemente alta al buzón.

 

Identifica posibles fuentes de problemas y vigílalos muy de cerca

El futuro no se puede predecir, pero hay ocasiones en las que sí que percibes que algo puede torcerse y te prepararas con tiempo. Por ejemplo, si últimamente siempre que llegas a casa después de trabajar te encuentras con que la calefacción no se ha encendido como debería, puede ser que la caldera esté a punto de estropearse. Si tu coche pasó la ITV muy justito, no es descabellado pensar que algún día podría decir adiós para siempre. Si han pronosticado que se aproximan fuertes lluvias, es posible que te reaparezcan esas malditas humedades del techo. Localizar un posible problema antes de que ocurra te da tiempo para adelantarte a los acontecimientos y tratar de evitarlo o, al menos, prever el dinero que necesitarás y apartarlo.

 

Revisa la cobertura de tu seguro

Repasa tu póliza de seguro y comprueba qué es lo que te cubre. Por ejemplo, si hubiera una avería o rotura en tu casa, mira si el seguro se haría cargo de la estructura, los muebles y objetos, y bajo qué condiciones. Además, tampoco estaría de más tener un seguro de salud complementario para largos periodos de enfermedad o accidentes que te impidan trabajar. En cualquier caso, con los seguros a veces es mejor pagar algo cada mes en vez de hacerte cargo de toda la factura.

 

Pide financiación extra

Si a pesar de todas las precauciones sigues necesitando dinero para imprevistos, recuerda que en Ferratum puedes solicitar hasta 1000€ con nuestra Línea de Crédito o hasta 300€ con nuestro Micropréstamo (¡recuerda que el primero es gratis!). Porque hay veces que te hace falta ese pequeño empujón para superar el bache, y nosotros estamos para ayudarte ;)

--

¿Tienes algún otro consejo para hacer frente a los gastos imprevistos? ¿Eres de los que dice “Más vale prevenir que curar” en lugar de “lamentar”? Encantados de charlar en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Google+