5 consejos para prepararte mentalmente para invierno

5 consejos para prepararte mentalmente para invierno

Aunque es innegable que el invierno tiene su encanto, con las navidades, la familia, el ambiente acogedor y la apertura de las pistas de esquí, para muchas personas puede resultar duro psicológicamente. Es de noche cuando nos despertamos y cuando volvemos de trabajar, tenemos menos energía y en general nos apetece menos realizar actividades o ver a nuestros amigos.

Pero el invierno no tiene por qué ser desesperante. A continuación te ofrecemos cinco consejos para que te prepares mentalmente para el invierno.

 

1. Sal a la calle

No importa lo ocupado que estés en el trabajo, no importa el frío que haga, no importa lo oscuro que esté: es más importante salir a la calle, aunque sea un momento.

La luz del día es necesaria para que nuestro reloj biológico funcione correctamente. Al fin y al cabo, es el que se encarga de decirnos cuándo comer o cuando dormir, por ejemplo. Además, el cambio de la luz artificial del trabajo a la luz artificial de casa nos hace perder nuestro ritmo interno.

Por eso, ya sea en tu hora de la comida o inmediatamente después del trabajo, salir a la calle aunque sea unos minutos puede hacer maravillas en tu estado de ánimo.

 

2. Recuerda que pasará de largo

El invierno es lo que es, y aceptarlo es un gran paso para aliviar la presión y la frustración. Es mejor asumir que estos meses no vas a encontrarte al 100% que esperar que todo sea normal y luego darte de bruces con la realidad.

 Y recuerda: al final, el invierno también pasará.

 

3. Mantén hábitos saludables

Al igual que en cualquier época del año, es crucial que continúes con tus rutinas positivas y recuerdes qué es lo que te aporta energía.

Combatir la melancolía invernal también consiste en seguir despertándote y acostándote a la misma hora, en desayunar como siempre o en ir a tus actividades normalmente. Estos rituales, ya sea escribir un libro, hacer yoga o aprender a usar Photoshop, te ayudarán a seguir motivado e inspirado.

El invierno es también época de resfriados, así que asegúrate de protegerte del frío y de comer bien. Una buena alimentación es la clave para que tu sistema inmunitario esté en plena forma. Sí, es tentador pedir comida a domicilio todos los días porque no te apetece cocinar, pero comer platos recién hechos, frescos y nutritivos, será mucho mejor para tu salud (¡Y tu bolsillo! Recuerda también ahorrar dinero en invierno).

 

5 consejos para prepararte mentalmente para invierno

 

4. Mantente activo

Como continuación del consejo anterior, una parte importante de seguir un estilo de vida saludable es mantenerte activo.

Únete a un equipo de fútbol aficionado, apúntate a clases de tenis, descubre el yoga o simplemente apúntate al gimnasio, pero asegúrate de que realizas algún tipo de actividad física. El vínculo entre la actividad física y el bienestar psicológico lleva demostrado científicamente desde hace mucho tiempo.

Recuerda que nunca te arrepentirás de un entrenamiento, pero siempre te arrepentirás de cada entrenamiento que te saltes.

 

5. Sigue con tu vida social

Lo entendemos, al salir del trabajo lo único que te apetece es salir pitando a casa para ver tu serie favorita al calorcito. Y no suena mal, la verdad.

Pero es importante mantener nuestra vida social habitual. Sal al cine con tus amigos o toma algo con tus compañeros de trabajo, y de esta forma te sentirás menos melancólico y podrás superar estos fríos meses.

 

¿Necesitas una ayuda?

Ya sea para la cuota del gimnasio, para las clases de yoga o para un nuevo abrigo de invierno, si necesitas ayuda para prepararte para invierno, en Ferratum te podemos ayudar.

Se cual sea tu necesidad financiera, nuestros préstamos online son la manera más rápida y sencilla de conseguir efectivo.

Rellena el formulario en unos pocos minutos y tendrás nuestra respuesta instantánea. Sin esperas ni papeleos. Así de sencillo.

 

"El invierno es el momento para el confort, la buena comida y la calidez, para el toque de una mano amiga y una charla junto al fuego: es el momento para el hogar." – Edith Sitwell