Mitos y falsas creencias sobre los préstamos rápidos online

Mitos y falsas creencias sobre los préstamos rápidos online

Nadie se extrañará si decimos que los préstamos rápidos online tienen muchos detractores. Somos conscientes, la opción de conseguir dinero al instante causa tanto interés como temor. Sin embargo, desde Ferratum, con la experiencia que nos da trabajar con este tipo de productos financieros en 23 países, nos hemos propuesto acabar con todos los mitos y leyendas urbanas que circulan en torno a ellos.

 

Los préstamos rápidos conducen al sobreendeudamiento

Hay que partir de la base de que estos créditos tienen una tasa de interés ligeramente más elevada que los de las tarjetas de crédito y, en general, los préstamos concedidos por los bancos. Sin embargo, a cambio, también la entrega del dinero es mucho más rápida. En Ferratum, por ejemplo, puedes solicitar un préstamo rápido online en pocos minutos y sin papeleo de ningún tipo.

A pesar de lo que pueda parecer, esto no conlleva sobreendeudamiento. Los micropréstamos son para cubrir imprevistos puntuales, y no deben usarse como medio de financiación a largo plazo. Para ello hay otros productos en el mercado. Por lo tanto, echando números y teniendo claras las condiciones, de una manera responsable, no debería existir sobreendeudamiento.

 

Las compañías dan muy poco dinero

La cantidad de dinero online que se puede obtener mediante créditos rápidos es baja por las características propias del producto. Sin embargo, aunque lo normal es que esta cifra sea reducida en la primera ocasión, siempre se premia a aquellos que son buenos pagadores ofreciéndoles la posibilidad de obtener mayor cantidad de efectivo. En Ferratum, los clientes de micropréstamos pueden pedir cantidades mayores a medida que las devuelven y, en el caso de clientes con línea de crédito, el límite máximo de retirada puede aumentarse hasta los 1.000€.

 

Los préstamos rápidos online son para fiestas o caprichos

Error. Estos préstamos están pensados para imprevistos como, por ejemplo, una avería en tu coche, la rotura de las gafas de tu hijo, etc. De hecho, lo ideal es que sirvan como adelanto de nómina para luego ser devueltos cuando se cobra el sueldo. Evidentemente, nosotros no hacemos preguntas acerca de lo que se hace con el dinero que prestamos ya que esto es responsabilidad de cada persona, lo que no quiere decir que los sucesos que hemos descrito no sean los de su uso mayoritario.

 

Al final acaban saliendo caros

No tiene por qué, todo depende de cómo se usen. Por ejemplo, imagina que encuentras un flamante ordenador en rebajas que es una verdadera ganga, pero en ese momento no dispones de suficiente efectivo. Pero lo necesitas. Si pides un micropréstamo (¡recuerda que en Ferratum el primero es gratis!) y compras el ordenador en ese momento, rebajado, sigues ahorrándote dinero. Lo mismo ocurre con ofertas que encuentres por internet: viajes, actividades, electrodomésticos, etc. Todo consiste en pedir una cantidad ajustada a lo que necesitas y saber que vas a devolver el dinero lo antes posible.

Eso sí, sólo en caso de estar seguro de poder devolver el dinero en el futuro. Si crees que vas a tener dificultades, los préstamos rápidos online no son tu mejor opción. Los micropréstamos, como te hemos comentado, son para necesidades puntuales.

 

Las empresas que los ofrecen no están controladas ni reguladas

Totalmente falso. La actividad se desempeña según la Ley 22/2007, ley 34/2002, Ley 34/2003, Ley 16/201, Ley 10/2010, Ley 34/1988. Además, en nuestro caso, Ferratum opera con licencia bancaria europea, lo que equivale a más seguridad para ti.

 

Son fraudulentos

En absoluto. Como ya te hemos comentado, los préstamos rápidos online se ofrecen cumpliendo la legislación vigente, y con Ferratum tienes la seguridad de estar arropado por un grupo internacional con presencia en 23 países. Sin embargo, como medida de prevención ante estafadores y usureros, nunca confíes en páginas web de compañías en las que no aparece su dirección e información fiscal. Tampoco lo hagas si se ponen en contacto contigo sin que sepas cómo ni si te ofrecen cantidades de efectivo sospechosamente altas a la primera de cambio.

 

Son créditos para personas sin dinero

En realidad, su principal virtud es que son productos financieros muy flexibles, que pueden ser solicitados de forma rápida y sencilla, pero siempre se otorgan después de un estudio para valorar la capacidad de pago de la persona. Es decir, no se concede a quien no va a poder pagarlo después.

 

Se conceden a todo el mundo

La verdad es que no. Antes de disfrutar de dinero mediante esta fórmula hay que realizar una solicitud y determinar su viabilidad. En Ferratum, para garantizar una concesión ética y responsable, disponemos de un departamento de evaluación de riesgos para ello.

 

Siempre tienen comisiones de apertura o cancelación

Pues tampoco. De hecho, es ilógico. Al fin y al cabo, si necesitas efectivo rápidamente porque tienes un imprevisto, ¿cómo te vamos a obligar a pagar si no tienes dinero? Del mismo modo, no se te cobra ninguna comisión por cancelar el préstamo.

 

Los requisitos son muy altos

Al revés, todo el proceso se puede realizar en pocos minutos y sin papeleo. En líneas generales, como mínimo basta con proporcionar tu número del Documento Nacional de Identidad, una cuenta corriente de la que seas el titular, un documento que acredite que eres residente en España, un número de teléfono y una cuenta de correo electrónico.

 

Piden el código PIN de tu tarjeta

¡No, no y no! Si alguien te lo pide, nunca se lo des. De hecho, no estaría de más que informases de ello a la policía o a cualquier autoridad competente. Es una estafa a buen seguro.

--

Esperamos haber resuelto todas las dudas que pudiesen rondar por tu cabeza y haber acabado con todos esos bulos y mitos que circulan en torno a los créditos rápidos online. Si sigues teniendo alguna otra pregunta, no dudes en contactarnos y te atenderemos encantados ;)