Cómo cumplir tu propósito de año nuevo de ponerte en forma

Cómo cumplir tu propósito de año nuevo de ponerte en forma

No te pillará por sorpresa saber que los propósitos de año nuevo más populares en todo el mundo son comer más sano, perder peso y ponerse en forma. De hecho, el término “ponerse en forma” se buscó en 2016 en Google más de 62 millones de veces desde enero a octubre.

Tampoco te pillará por sorpresa saber que solemos incumplir el 80% de todos estos propósitos antes de la segunda semana de febrero. Tan pronto llegan como se van, y eso que iban a hacer que el próximo año fuera tu mejor año.

 

Por qué incumplimos nuestros propósitos de año nuevo

La principal razón por la que no alcanzamos nuestros propósitos de año nuevo es que nuestros objetivos no son ni específicos, ni realistas, ni sostenibles en el tiempo.

Según Philip Clarke, profesor de la Universidad de Derby, el mayor error que cometemos es que, a pesar de ser capaces de identificar qué queremos conseguir, no pensamos en cómo hacerlo.

 

Las buenas intenciones no bastan

Es bien sabido que las inscripciones en gimnasios y polideportivos se disparan en enero, fruto de esta repentina obsesión por perder peso y ponernos en forma que nos entra a todos tras Navidad. El número de apuntados puede llegar a aumentar hasta un 40% entre los meses de diciembre y enero.

El problema es que las buenas intenciones no bastan. Muchas personas consiguen ir al gimnasio durante las vacaciones de Navidad, pero pronto lo dejan de lado al volver al trabajo y las rutinas del día a día.

De nuevo, la gente sabe sus objetivos, pero no sabe cómo lograrlos.

 

Cómo cumplir tu propósito de año nuevo de ponerte en forma

 

Adapta tus metas a tu vida

La clave para cumplir tu propósito de año nuevo de ponerte en forma es establecer hábitos y rutinas que puedas cumplir y que se adapten a ti.

Es posible que trabajes más horas de las que te gustaría, o que tengas que recoger a los niños del colegio, o tengas otras obligaciones después. Con un ritmo de vida tan acelerado, ir a un gimnasio varias veces a la semana no parece algo que puedas cumplir fácilmente.

Por lo tanto, a la hora del cómo, quizá te convenga más comprar algo de material básico de gimnasia y empezar a experimentar en casa. Un “gimnasio casero” puede proporcionarte la flexibilidad que necesitas. Por ejemplo, podrías ejercitarte en los huecos que te dejen tus otras obligaciones, y esta libertad puede motivarte más que tener que desplazarte a un gimnasio concreto.

 

Ponte en forma hoy

Si tu objetivo es perder peso, ponerte en forma y empezar a comer de manera más saludable, el mejor momento para hacerlo es… HOY. Basta de excusas, basta de retrasos.

En Ferratum Money animamos a la gente a que lo den todo, a que sean la mejor versión de sí mismos. Ofrecemos préstamos a aquellos que quieren vivir la vida al máximo.

Por lo que, si crees que tener un pequeño gimnasio doméstico va a ayudarte a ponerte en forma y a estar más saludable, nuestros préstamos personales son la forma más rápida y accesible de conseguirlo. Hoy.

Solicítalos en cuestión de minutos, de manera sencilla y 100% online. Sin papeleo, sin citas, sin esperas, y recibirás una decisión al instante.

Sé tu mejor versión hoy mismo.