Cómo planificar un presupuesto mensual que realmente funcione

Planificar un presupuesto mensual es una actividad muy importante para asegurar la estabilidad financiera personal y es fundamental para alcanzar objetivos de ahorro.

En la economía actual, que aún se está recuperando de la última crisis, el control de las finanzas personales a través de un proceso constante puede marcar la diferencia. Las tarjetas de crédito en números rojos, los gastos médicos repentinos y otros eventos inesperados pueden afectar significativamente a la estabilidad financiera personal. 

A pesar de que la planificación de un presupuesto mensual parece complicada, abrumadora y tediosa para la gran mayoría de la gente, las estadísticas en los EE. UU. muestran que sólo una de cada tres personas decide hacer esto como una actividad mensual. 

Sin embargo, este proceso no tiene que ser tan complicado como piensas. Hay algunos pasos sencillos que puedes seguir cada mes para asegurarte de alcanzar tus metas financieras, sin gastar demasiado tiempo en ello. Si te preocupa que tal vez probarlo termine en la lista de propósitos de Año Nuevo abandonados, echa un vistazo a nuestra lista de recomendaciones y decide por ti mismo.

A continuación, mostramos una lista de pasos para planificar un presupuesto mensual que realmente funcione.

Planifica tu estilo

Todos tenemos nuestros estilos personales cuando se trata de gastar y ahorrar. Algunos eligen pagar sus cuentas, reservar una pequeña cantidad para ahorrar y luego gastan el resto de sus ingresos. A otros les gusta planificar a fondo, hacer un seguimiento cuidadoso de todos sus gastos, especialmente cuando los ingresos son más bajos. Otras personas, sin embargo, optan por la presupuestación inversa, en la que empiezan por planear ahorrar una cierta cantidad y ajustan los gastos en consecuencia.

Para cualquiera de estos estilos, es esencial tener una herramienta para anotar sus objetivos financieros mensuales. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Conviértete en digital

Hasta hace poco, el presupuesto personal se hacía con lápiz y papel. Hoy en día existen opciones mucho menos aburridas, como utilizar una aplicación web o una aplicación móvil. Y si tienes una inclinación más analítica, hay muchos servicios de suscripciones que te ayudarán a planificar tu presupuesto mensual.

Una cosa es segura: pasar a la fase digital puede marcar una gran diferencia en el seguimiento de tus gastos. Es mucho más fácil analizar todo lo que gastas usando la app bancaria o un ’’wallet” digital, y enviar la información a una aplicación de gestión de presupuesto. Sin tener que escribir todos los gastos meticulosamente en un pedazo de papel, puedes aprovechar todo ese tiempo para relajarte.

Con todo esto dicho, asegúrate de obtener una aplicación certificada para evitar cualquier problema de seguridad.

Analiza tu patrón financiero actual

Una vez esté todo organizado, podrás empezar a ver cómo se comporta su presupuesto. Cuanto más tiempo pase, más información te ofrecerá tu herramienta digital con respecto a tus finanzas. Tal vez tu gasto estándar en un mes sea de 2000 euros, pero nuevamente, una vez por trimestre, aparecen gastos adicionales, como renovar la inscripción del gimnasio. Por no mencionar los impuestos anuales a la propiedad o al ayuntamiento que aparecen cuando los has olvidado por completo. Todo esto se rastreará digitalmente y cuanto más meses pasen, más claridad tendrás sobre cómo equilibrar tus gastos frente a los ahorros.

Cuando eches un vistazo a esto, no olvides la regla de oro 50/30/20: en promedio, la mayoría de las familias gastará el 50% en necesidades como alimentos y facturas de electricidad, el 20% debería ir a objetivos financieros, ya sean ahorros o pagar deudas, mientras que el 30% puede ir cómodamente a lo que uno disfruta en su vida diaria, ya sea una cena, una película u otro tipo de entretenimiento.

Pon el modo financiero en piloto automático

Una vez que comiences a ver el patrón de tu presupuesto usando las nuevas herramientas, da el siguiente paso. Este es el momento de considerar cuánto gastas en promedio, qué es realista para mantener sus caprichos diarios y, por lo tanto, qué podrías reservar para los días lluviosos.

Hoy en día, ir en piloto automático es una opción estándar en la mayoría de las herramientas financieras digitales. Una vez que te sientas seguro de tu patrón financiero, da un paso adelante y pon tus finanzas en piloto automático. Hacer que tus facturas se paguen automáticamente y que tus ahorros se conserven de forma segura cada mes, será efectivo en el tiempo y te ahorrará la molestia de negociar contigo mismo.

El modo automático termina siendo un refuerzo positivo para la presupuestación mensual. Tan pronto como veas que tus ahorros se acumulan sin apenas ningún esfuerzo de su parte, sabrás que tienes un presupuesto de planificación mensual que realmente funciona.

Gasta tu asignación mensual sin preocupaciones

Tras poner el piloto automático podrás darte un capricho y relajarte. Rastrea tus gastos con las herramientas digitales para tener una visión general y poder analizarla. 

Dicho esto, disfrutarás de estabilidad financiera, una cuenta de ahorros en constante crecimiento y de tiempo libre.

Después de todo, recuerda disfrutar plenamente de los beneficios de un presupuesto mensual que funciona para ti.