6 razones para comprar por internet

Cada año que pasa, la tendencia se vuelve más imparable: la compra online es la favorita de los europeos. Según Eurostat, el 68% de los usuarios de internet de la UE hicieron alguna compra online en 2017.

Nadie se sorprenderá al leer que las personas de entre 25-34 años son las más activas en lo que se refiere a las compras por internet (lo hacen un 77% de ellos). Sin embargo, resulta curioso comprobar cómo varía esta misma cifra de un país a otro: un 23% en Rumanía, un 86% en el Reino Unido.

Si ya has formado una familia, hay muchas razones por las que hacer las compras por internet, si aún no lo haces. Desde Ferratum te damos seis:

 

1. Es más cómodo

Para una familia joven con un bebé, no hay nada más importante que pasar tiempo con su recién nacido. Criar a un recién nacido no es fácil, y encontrar el tiempo para cuidar de tu familia y a la vez estar pendiente de las tareas de casa, menos aún. Hacer la compra, poner lavadoras o cocinar se convierten en misión imposible. Y aquí es donde la comodidad de la compra online hace su aparición.

La posibilidad de comprar por internet cuando sea y donde sea sin tener que salir de casa es una de las mayores ventajas que este sistema nos ha traído. Las tiendas online hacen que cada vez nos dé más pereza salir de casa al supermercado o al centro comercial.

 

2. Ahorras tiempo

El tiempo es oro. Es nuestro recurso más valioso, y no hay mejor uso que emplearlo con tu bebé. Como padres, el día no tiene suficientes horas para hacer todo, además de cuidar de la criatura.

Al comprar por internet, ahorras tiempo y energía que luego podrás emplear en lo verdaderamente importante.

 

3. Encuentras todo lo que necesitas

Da igual lo que te haga falta: está en internet. Lo que sea. Hay tiendas online para todos los gustos y necesidades, desde generalistas hasta los productos más nicho.

Con pocas excepciones, al comprar por internet no sueles estar condicionado por la disponibilidad en tal o cual tienda, la búsqueda de talla o modelo exactos. No haya nada más frustrante que recorrerte el centro comercial entero para luego darte cuenta de que no tienen lo que necesitas.

 

4. Ahorras dinero

Más allá de la comodidad, los precios bajos son también uno de los atractivos de las compras por internet. Dado que los e-commerce no necesitan tener una tienda física, se ahorran ese gasto y pueden permitirse rebajar los precios de sus productos.

Así, la mayoría de las veces, si buscas con paciencia, podrás encontrar el mismo producto que en el supermercado pero a un precio considerablemente menor.

 

5. Es seguro y fiable

Por supuesto, siempre existe el riesgo del fraude online y ciberataques, pero la realidad es que las tiendas online se están esforzando cada vez más para que esto no ocurra, protegiendo con nuevas medidas la seguridad de nuestras operaciones.

Por nuestra parte, bastan unas sencillas medidas para descartar la gran mayoría de las amenazas: comprar sólo de vendedores en los que confías, ser celoso con tus datos de pago y no utilizar un ordenador público pueden ahorrarte quebraderos de cabeza. También puede ayudarte este artículo de Hipertextual.

 

6. Hay ofertas especiales

Por si los precios bajos no fueran razón suficiente para adorar las compras online, muchas tiendas ofrecen descuentos especiales: si realizas una compra de más de determinada cantidad, te regalan los gastos de envío o te obsequian con algún producto gratis.