Las empresas y los profesionales del marketing siempre están interesados en la psicología de la compra con el fin de maximizar sus beneficios. Para ti, como consumidor, conocer estas mismas características puede beneficiarte. Por eso, considerar la psicología de las compras es una gran manera de ayudarte a ahorrar dinero y a tomar decisiones de compra más inteligentes.

Empieza por conocerte a ti mismo

Hemos investigado qué tipo de consumidor eres, con relación a la forma que valoras el dinero y tu comportamiento de compra. ¿Es el dinero la raíz de todo el mal para ti? ¿O tal vez ves el dinero como el billete hacia la felicidad? También es posible que tu punto de vista sobre el dinero sea situacional o se base en el lugar en el que te encuentras en tu vida. Cuando los tiempos son difíciles, deberías abrocharte el cinturón y ahorrar. Cuando los tiempos son buenos, entonces “el cielo es el límite”.

Muchas personas se comportan de manera diferente con el dinero, dependiendo del momento. Por ejemplo, un comprador frugal puede convertirse en un comprador compulsivo cuando se va de viaje al extranjero, o incluso al revés. Conocer tus tendencias, dependiendo de la situación en la que te encuentres, sigue siendo una buena idea para mantener un buen equilibrio con tus gastos. De esta manera puedes ser más consciente de tus gastos y ser capaz de tomar decisiones más inteligentes.

La psicología de las compras

Hay personas que se dedican a estudiar qué factores influyen en el comportamiento de compra de una persona, para bien o para mal (para la empresa). Esto incluye todo, desde el tiempo, la temperatura de una tienda, hasta la música que se escucha en los altavoces.

Como explica un artículo de la revista Forbes, muchas empresas están viendo cada vez más que estos factores se unen en la experiencia general de compra. Por eso, desde los centros comerciales hasta las tiendas online, la sensación del cliente durante las compras es factor determinante en sus decisiones finales de compra.

La buena noticia es que las compañías quieren asegurarte una gran experiencia de compra - esto beneficia tus resultados finales, pero también significa que tus necesidades como cliente son las más importantes para ellas.

Elige tu experiencia de compra

Es hora tomar tus propias decisiones y decidir qué tipo de experiencia priorizas cuando realizas una compra. Empieza por pensar en tus propios deseos cuando compres productos y servicios. Muchas personas estarían de acuerdo en que una experiencia de compra fácil y sin estrés está en lo más alto de su lista. ¿Pero qué más es importante para ti?

La primera distinción viene a menudo relacionada con la diferencia que existe entre el servicio que da una tienda física o una tienda online. De cualquier manera, ambas experiencias deben guiarte para encontrar lo que buscas y las cosas que pueden ser interesantes para ti. Esto podría ser unos pantalones o, incluso, un préstamo rápido.

En general, las experiencias cara a cara no siempre son posibles hoy en día, o incluso deseables. Piensa en cómo te sientes esperando en un banco a que te atiendan. Además, tal vez, no estás preparado para todo el papeleo necesario que tienes que realizar en un banco tradicional o no tienes tiempo para acudir en persona.

Esa es una de las razones por las que las entidades financieras están viendo cómo el servicio en línea puede beneficiar la experiencia del cliente. Compruébalo tú mismo con nuestra sencilla calculadora de préstamos y descubre lo fácil que puede ser una experiencia de compra financiera.