Utilizar la bicicleta para ir al trabajo está cada vez más de moda. Una de las razones es que la gente es cada vez más consciente de su impacto en el medio ambiente. Los funcionarios de los pueblos y ciudades están contribuyendo a esta tendencia proporcionando lugares más favorables a las bicicletas e incluso al alquiler de bicis. La llegada del buen tiempo es un buen momento para considerar practicar este ejercicio en tu rutina diaria.

Te damos las 6 razones principales para ir en bicicleta al trabajo:

1. Vacaciones ciclistas nacionales e internacionales

El ciclismo se está poniendo de moda. Muchos días festivos han surgido para animar a la gente a cambiar su coche por la bicicleta. En los EE.UU., el Día de la Bicicleta al Trabajo cae en mayo, aprovechando la llegada de los días más soleados y el aumento de las horas de luz. Por su parte, el Reino Unido tiene su propia versión en agosto, donde el Día de la Bicicleta al Trabajo inspira a los viajeros a reflexionar sobre sus medios de transporte.

Pero no acaba ahí. Algunas personas van más allá con la celebración la Semana de la Bicicleta al Trabajo, dando un poco más de tiempo para adaptarse a esta forma de viajar saludable y respetuosa con el medio ambiente. La mayoría de la gente podría pensar en el ciclismo como una actividad de clima cálido. Otros, están listos para hacer frente al frío y participar en el Día Internacional de Winter Bike to Work en febrero. Sea cual sea tu caso, ir en bicicleta al trabajo se está convirtiendo en algo genial.

2. El uso de bicicletas ayuda a cuidar el medio ambiente

La contaminación de los automóviles supone un problema grave en todo el mundo. La gente está buscando otras opciones, como compartir el viaje o usar el transporte público con más frecuencia. Por eso, ir en bicicleta al trabajo es una opción sostenible ya que no produce emisiones y es una actividad que no cuesta nada.

Dependiendo de tus necesidades, existen muchos accesorios que pueden hacerte el viaje más cómodo. Desde cestas de montaje hasta asientos para niños. Puedes acudir a una tienda de deportes y dejarte sorprender del gran número de artículos que pueden ayudarte a personalizar tu bicicleta para que el viaje sea fácil y cómodo.

3. El ciclismo promueve el buen estado físico

El ciclismo es una gran actividad para ponerse o mantenerse en forma. Todo el mundo sabe que el ejercicio aeróbico contribuye a mejorar la salud cardiovascular y general. Es más, el ciclismo es una gran manera de quemar calorías y tú mismo puedes elegir el ritmo que más te convenga para conseguir una buena forma física.

Los estudios han demostrado que los ciclistas que van al trabajo tienen un impacto positivo en su vida laboral. Aparte de los conocidos beneficios del ejercicio regular, estar activo psicológicamente al aire libre puede ayudar a mantener la concentración y los niveles de energía a largo plazo. Muchos lugares de trabajo modernos se están adaptando a esta tendencia, tomando medidas para favorecer más a los ciclistas en el trabajo siempre que sea posible.

4. Viajar en bicicleta es una forma rápida de desplazarse.

El ciclismo puede ser más rápido que un coche para llegar al trabajo, especialmente en entornos urbanos. El tráfico de la ciudad y las obras en las carreteras no siempre se llevan bien con los conductores de automóviles. Seguro que, alguna vez, has perdido tiempo buscando un lugar dónde estacionar o has tenido que rodear la mitad de la ciudad para llegar a tu destino.

Con motivo de la cantidad de gente que se desplaza al trabajo por la mañana, el tráfico es bastante usual y es posible que te encuentres sentado con impaciencia detrás de muchos otros conductores en la misma situación que tú. Afortunadamente para los ciclistas, es mucho más fácil evitar el tráfico, las obras y los peatones.

5. Las bicicletas pueden ser un gran plan B para los coches

El plan B no siempre tiene que ser el peor. Muchas personas tienen horarios cambiantes. ¿Quizás el coche principal está siendo utilizado por otra persona de tu casa? Es posible que los horarios familiares sean diferentes, lo que significa que alguien siempre tiene que llegar un poco antes para asegurarse de que todos lleguen a donde tienen que estar.

Además, es mejor crear un nuevo hábito que te facilitará el desplazamiento. Piensa en tus propósitos de Año Nuevo. ¿Eran demasiado ambiciosos? ¿Demasiado generales? Tener tu bicicleta como medio de transporte secundario o incluso terciario puede ser una opción que puedes barajar. Incluso, si sólo consigues ir en bicicleta al trabajo en los días soleados, unas cuantas veces al mes, sigues haciendo algo beneficioso para tu salud y el medio ambiente.

6. Ciclismo ahorra dinero con el tiempo

Incluso, si todavía no tienes bicicleta, andar en bicicleta es mucho más económico que usar el coche. En primer lugar, el combustible eres tú, no tienes que pagar por la gasolina. El mantenimiento de un coche requiere un gasto constante de dinero, desde el seguro hasta los problemas técnicos, los neumáticos de verano, los neumáticos de nieve, y la lista continúa.

La buena noticia sobre la compra de una bicicleta es que los costos iniciales son casi todos los costes que asumirás. Aunque, si no eres mecánico, es posible que tengas que hacer pequeños ajustes después de años de uso intensivo. Pero, el precio de estos arreglos no será el mismo que el de un coche averiado.

¿Estás pensando en comprar una bicicleta? Comprueba cómo un préstamo rápido puede ayudarte a tomar el camino hacia un estilo de vida más saludable y ecológico.