8 hábitos saludables y asequibles que enriquecerán inmediatamente tu vida

En ocasiones, estamos atrapados en una continua carrera de obtáculos en la que, a menudo, olvidamos que no todo es el dinero. El famoso poeta romano Virgilio ya señaló hace más de 2.000 años que la "mayor riqueza es la salud". No necesariamente se requiere de mucho dinero para vivir una vida saludable. Pero, el dinero, si que puede contribuir a un estilo de vida más saludable a través de la compra de alimentos orgánicos, revisiones en el médico y menos preocupaciones por no llegar a fin de mes. En este artículo te contamos algunos de los hábitos saludables más recomendados y fáciles de abordar. Algunos son gratuitos, otros tienen un precio asequible y los otros podrían incluso ahorrarte dinero.

1. Corre y haz ejercicio en casa

Si ya has empezado a entrenar estás  yendo por el buen camino. Hacer running no cuesta nada, solo un poco de sudor, tiempo y esfuerzo. Eso sí, las recompensas sí que merecen la pena. Muchos estudios han demostrado que este deporte te puede sumar años de vida. Son muchos los beneficios, no solo para tu sistema inmunológico, sino también para el sistema circulatorio. Además es energizante y eleva el estado de ánimo. 

Es común pensar que para estar en forma necesitas ir al gimnasio, sin embargo, los ejercicios en casa o correr al aire libre son las opciones alternativas más económicas y al alcance de todos. Las sentadillas, los burpees o las zancadas son algunos de los ejercicios que puedes hacer por tu cuenta. Cómprate un juego de mancuernas o una esterilla y verás aún más beneficios del entrenamiento en casa.

2. Duerme bien por la noche

Todos sabemos que dormir lo suficiente es esencial para vivir una vida saludable. Además, tu cuerpo y tu mente necesitan tiempo para recuperarse. ¿Sabías que algunos estudios han revelado que la falta de sueño puede afectar a todo, desde el corazón hasta la circulación, e incluso el rendimiento mental? 

Al igual que para los niños, los adultos pueden disfrutar de los beneficios de acostumbrarse a un horario de descanso fijo, acostándose siempre a la misma hora. Muchos expertos, recomiendan alrededor de 7 a 9 horas de sueño para los adultos, y más para los niños y adolescentes. Cuando se acerque la hora de acostarte, apaga la televisión y deja el móvil para permitir que el cuerpo se relaje durante la noche.

3. Come alimentos saludables

No tienes porque gastar mucho dinero en alimentos orgánicos libres de OGM para tener una nutrición adecuada, pero sí que hay que tener en cuenta que las recomendaciones nutricionales están poniendo cada vez más énfasis en el consumo regular de frutas y verduras. Incluso, cocinar con verduras congeladas puede tener beneficios similares a los de las frescas.

Además, no te olvides de las proteínas, otros minerales y vitaminas, incluso siendo vegetariano o vegano. Tómate un momento extra para leer la información nutricional acerca de los alimentos que compras e intenta fijar al menos un momento cada semana para cocinar comida casera.

4. Limita la comida basura

Como su nombre indica, la comida basura no es probablemente la mejor opción nutricional. Sin embargo, es cómoda, rápida. El problema es que no siempre es fácil de reconocer. Hablamos de  "golosinas" como son las grasas, azúcares y sales, que dan un impulso al sabor. No es de extrañar que puedan ser adictivos y que contribuyan a comer en exceso.

Lo mejor que puedes hacer es tratar de limitar las comidas rápidas, los dulces, las patatas fritas y los refrescos. Una golosina de vez en cuando está bien, pero trata de cambiarlo por algo más saludable siempre que puedas. Despues de todo,  una pieza de fruta suele ser más barata que una chocolatina.

5. Evita fumar

Hay muchas razones para dejar de fumar, pero mucha gente lo hace y puede llegar a ser mortal. Fumar mata a millones de personas cada año, es la causa principal de cáncer de pulmón, cáncer de boca y además contribuye a muchos otros problemas de salud. 

Si aún no lo has hecho, no es demasiado tarde para cambiar de hábitos. Hay buenos recursos en línea que pueden ayudarte pero no dudes en pedirle consejo a tu médico. Verás todos los beneficios de salud y belleza que notarás de inmediato y , no solo eso, sino que también te ahorrarás mucho dinero.

6. Lee libros

El conocimiento es poder y la lectura es la mejor manera de alcanzarlo. Sin embargo, los beneficios van más allá de eso. La lectura de ficción te ayuda a desarrollar la imaginación, la empatía y el pensamiento crítico y analítico. Muchos estudios muestran que la lectura también puede aliviar la depresión, reducir el estrés e incluso disminuir las probabilidades de padecer la enfermedad como el Alzheimer. 

Hay alternativas para no gastarte mucho dinero en la compra de un nuevo libro, como las librerías de segunda mano, dónde podrás adquirirlos más baratos e incluso podrás encontrar los más clásicos.  Leer libros es quizás la manera más barata y efectiva de inspirarte tanto mentalmente y espiritualmente.

7. Practica la meditación

Tratar de no pensar en nada es mucho más difícil de lo que parece. El proceso de controlar tus pensamientos es como ir al gimnasio y ejercitar tu "músculo de enfoque". Con el tiempo llegarás a conocerte mejor a ti mismo al ser más consciente de tus propios pensamientos. ¿Por qué no empezar ahora? Puedes comenzar a practicar la mediación en cualquier momento, sólo tienes que encontrar un lugar tranquilo y respirar.

8. Toma el sol

La luz solar ayuda a la producción de vitamina D, un ingrediente esencial para la salud además de otros nutrientes beneficiosos para el cuerpo. Además, la luz solar ayuda a regular los niveles de serotonina, lo que tiene un efecto positivo en el estado de ánimo. Sólo recuerda mantener la exposición al sol bajo control, para los días calurosos, mantente hidratado y asegúrate de protegerte también de los rayos solares.