5 maneras en que las familias pueden ahorrar en Navidad

5 maneras en que las familias pueden ahorrar en Navidad

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y para muchas familias jóvenes, la Navidad supone una carga financiera y emocional por la presión de gastar el dinero que tienen.

Al comprar regalos de Navidad, existe siempre la pregunta de cuánto se debe gastar. ¿Cuál es el gasto "normal"? ¿Qué pasa si alguien gasta más dinero en un regalo para ti que tú para ellos? 

Con estas preguntas en mente, hemos creado cinco consejos para ayudar a liberar algunas de las presiones financieras en torno a la Navidad.

1. Acordar un límite de gasto

La mejor manera de prevenir la presión de gastar más de la cuenta es acordar un límite de gastos con tu familia. Tal vez decidas un límite por regalo, por ejemplo, 20€, o una cantidad por familia, por ejemplo, 100 €.

El "Amigo Invisible" es otra manera efectiva de prevenir el gasto excesivo en regalos. Todos en la familia ponen su nombre en un sombrero y cada miembro saca un nombre y compra un regalo sólo para esa persona. La mayoría de las personas aplican un límite de gastos para los regalos de los amigos invisible.

Cualquiera que sea el enfoque que decidas, asegúrate de que encaja en tu presupuesto. Nadie quiere empezar el Año Nuevo con cientos de euros en deudas.

2. Gasta en regalos pero con moderación

Sabemos que quieres dar a tus hijos lo mejor del mundo, pero es importante recordar que cuando se trata de comprar regalos para los niños, los niños pequeños no se preocupan por las marcas ni por la cantidad de dinero que gastes. 

 

También es importante recordar que la Navidad no es un concurso. Gasta sólo con lo que te sientas cómodo. 

A los niños les encanta recibir regalos, pero a menudo es el regalo más simple y menos costoso que disfrutan más. Por lo tanto, elimina la presión de gastar en grande o de comprar marcas, los niños no saben la diferencia, y están contentos con las cosas que los mantienen entretenidos. 

3. Investiga y compara los mejores precios

Antes de ir al centro comercial, investiga qué tienda tiene el precio más barato. Revisando los precios online y comparando precios entre tiendas, podrás ahorrar mucho dinero.

Comprar online es a menudo, pero no siempre, más barato. Al comprar en internet, tienes una gama más amplia para elegir, incluyendo la disponibilidad de tamaños, colores y estilos. Sin embargo, asegúrate de comprobar los gastos de envío. En algunos casos, después de añadir los gastos de envío, el artículo puede ser más barato si lo compras en la tienda. 

4. Sinceridad, ante todo 

Todos los padres quieren dar a sus hijos la mejor Navidad. Y puedes hacerlo sin que te cueste una fortuna.

Continuando con el consejo #2, es crucial que gastes sólo lo que seas capaz de gastar. Esto también significa, por muy incómodo que parezca, ser honesto y dejar que los hijos conozcan la situación financiera de la familia.

Si ésta Navidad estás con dificultades financieras, y no puedes comprar el regalo que tu hijo realmente quiere, infórmales cuidadosamente sobre la situación financiera de la familia. Tus hijos comprenderán y apreciarán la honestidad que también reducirá cualquier sentimiento de decepción cuando no reciban el regalo particular que esperaban.

5.  Pide colaboración

Si eres el anfitrión de una comida o cena de Navidad para la familia, puede ser una tarea bastante costosa. Además del coste de alimentar a un grupo grande de personas, también está el coste de decoración, entre muchas otras cosas.

Pide a cada miembro de la familia que traiga algo de comida. Que alguien compre el vino, otra persona traiga el postre y otra las verduras. Compartir el coste de la comida de Navidad hará que sea mucho más barato y menos estresante para ti y tu familia.

¡Brindemos por una feliz y financieramente agradable Navidad!