La tendencia creciente de volverse orgánico

La tendencia creciente de volverse orgánico

En 2014, una encuesta de más de 1.200 hogares con al menos un hijo menor de 18 años fue realizada por la Asociación de Comercio Orgánico en los EE.UU. que muestra que ocho de cada diez familias estadounidenses han comprado productos orgánicos una o más veces en los últimos dos años.

El noventa por ciento de los encuestados dijeron que compran productos alimenticios orgánicos para sus hijos "a veces", y casi una cuarta parte dijo que "siempre compran productos orgánicos" para sus hijos.

Según la empresa de investigación de mercado Ecovia Intelligence, el mercado mundial de productos orgánicos alcanzó los 89.700 millones de dólares estadounidenses en 2016. Estados Unidos es el primer mercado con 38.900 millones de euros, seguido de Alemania (9.500 millones de euros), Francia (6.700 millones de euros) y China (5.900 millones de euros).

A continuación, observamos la creciente tendencia global y la demanda de productos orgánicos con mayor detalle:

En Europa

Después de Estados Unidos, la UE representa el segundo mayor mercado único de productos ecológicos.

En 2015, las ventas al por menor de productos orgánicos en Europa fueron de 29.800 millones de euros. 

Las estadísticas muestran que Alemania tiene el mayor mercado de alimentos orgánicos en Europa. Sin embargo, los resultados del Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica FiBL muestran que Dinamarca tiene la mayor participación orgánica (9,7 por ciento) en el mundo, lo que significa que los supermercados en Dinamarca tienen el mayor porcentaje de alimentos orgánicos en el mundo. Luxemburgo quedó en segundo lugar, seguido de Suiza, Suecia y Austria.

Un estudio del Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica FiBL mostró que los consumidores de la UE gastaron 61 euros por persona en alimentos ecológicos. Sin embargo, con 274 euros per cápita, los suizos son los que más dinero gastan en productos orgánicos.

En Australia

El valor total de la industria orgánica en Australia ha crecido en un 88% desde 2012, y según el sitio web In The Black (enlace: https://www.intheblack.com/articles/2017/09/01/organic-food-demand-australia), se espera que el mercado de consumo sea de 2.000 millones de dólares australianos.

Dos de cada tres hogares australianos dicen que han comprado productos orgánicos en el último año y los artículos orgánicos más comunes son las frutas y verduras, seguidos por la creciente demanda de huevos, productos lácteos, carnes rojas y aves de corral orgánicos.

En Canada

Los informes de la Asociación Canadiense de Comercio Orgánico (COTA) muestran que el 66 por ciento de los canadienses gastan una parte de sus presupuestos semanales de comestibles en artículos orgánicos. Al igual que en Australia, los artículos orgánicos más comunes que se compran son las frutas y verduras, seguidos por la carne y las aves de corral, y los productos lácteos en tercer lugar.

Tia Loftsgard, de la Asociación Canadiense de Comercio Orgánico (Canada Organic Trade Association), dijo en una declaración que "los canadienses están exigiendo cada vez más variedad en sus compras orgánicas, lo que está impulsando al mercado a mantenerse al día con el deseo de las próximas generaciones de ser más orgánicos".

En UK

Como se informa en The Guardian (insertar enlace: https://www.theguardian.com/environment/2018/feb/07/organic-food-and-drink-sales-rise-to-record-levels-in-the-uk), la venta de alimentos y bebidas orgánicas en el Reino Unido aumentó un 6 por ciento en 2017 hasta alcanzar la cifra récord de 2.200 millones de libras esterlinas.

Las ventas de productos orgánicos en los supermercados aumentaron en un 4,2 por ciento, mientras que las tiendas independientes, como las tiendas de alimentos naturales y los mercados de farmers´, aumentaron en un 9,7 por ciento.

Esto no son sólo alimentos y bebidas. Los consumidores británicos también están comprando más artículos orgánicos, como productos de belleza, que han aumentado un 24%.

Entonces, ¿tu familia compra productos orgánicos?

" La primera riqueza es la salud."
― Ralph Waldo Emerson