Cómo salir de una lista de morosos

Cómo salir de una lista de morosos
2016.07.29

 

¿Cómo salir de una lista de morosos?
Cómo salir de una lista de morosos es una pregunta que todo aquel que pertenece a alguna de ellas se pregunta en algún momento. Y es que la realidad nos dice que entrar a formar parte de ASNEF es muy fácil, pero salir no tanto. Por ello, este artículo lo vamos a dedicar por completo a comentarte todo lo relacionado con cómo salir del ASNEF y no caer en el intento.

 

¿Cómo saber si soy moroso?
Existen varios listados de morosos pero, sin duda alguna, ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros) es la más utilizada por los bancos. Por esta razón, si en algún momento de tu vida contrajiste una deuda que no pudiste pagar, es más que posible que estés inscrito en ella.

Puede parecer sorprendente pero, según datos facilitados por las propias entidades financieras, el ASNEF crece cada mes una media de 200.000 personas. Como decíamos anteriormente, entrar a formar parte de él es muy sencillo ya que basta, por ejemplo, con haber debido una factura de la luz, pero salir es bastante más complejo puesto que los bancos no ponen el mismo empeño a la hora de sacar nuestro nombre de la lista.

Entonces, ¿cómo saber si estoy en ASNEF? Lo más acertado es decir que, si has incumplido el tercer pago consecutivo de una deuda vencida, tu nombre ha pasado a formar parte de este listado. Sin embargo, si quieres tener la absoluta certeza, lo mejor es que acudas al banco en el que contrajiste la deuda y solicitar allí que te aporten la información al respecto, lo cual es gratuito.

Asimismo, también puedes responder a la cuestión de cómo saber si soy moroso a través de Internet entrando en la web www.equifax.com, enviando un correo electrónico a sac@equifax.es o mandando un SMS al 27565 en el que conste tu número de DNI y de expediente.

 

¿Cómo salir del ASNEF o de cualquier otro listado de morosos similar?
Una vez que ya puedes dar respuesta a la cuestión de ‘como saber si estoy en ASNEF’, llega el momento de aprender cómo dejar de formar parte de esta lista de morosidad. En este sentido, has de saber que puedes exigir salir de este listado sin que quede ningún atisbo de tu nombre si se cumplen cualquiera de estos requisitos:

Debemos decirte, llegados a este punto, que, en muchas ocasiones, a pesar de que hayas abonado la deuda o cumplas con cualquiera de los otros requisitos que hemos comentado, si no eres tú el que solicita formalmente que tu nombre sea borrado del listado de morosidad, este suele seguir apareciendo. Y es que las entidades de crédito no suelen darse la misma prisa para incluirte que para eliminarte. Así que debes estar alerta.

 

Consecuencias negativas asociadas a que tu nombre aparezca en una lista de morosos
Evidentemente, el hecho de que tu nombre aparezca en ASNEF, RAI o cualquier listado de morosos utilizados por las entidades financieras te impedirá, en primer lugar, pedir dinero a través de las plataformas que ofrecen créditos tradicionales. Y es que este es un fichero que, resumidamente, lo que dice al banco en cuestión es que no eres una persona de fiar.

Además, en muchos casos, esta circunstancia también impide pedir dinero a través de productos alternativos como son los préstamos rápidos o micropréstamos, es decir, créditos por pequeñas cantidades que se conceden en un lapso de tiempo muy corto y que están enfocados a paliar situaciones de emergencia. Por ello, más bien habría que decir que dichos préstamos rápidos son ideales para evitar entrar en una lista de morosos por el impago de una deuda.

De igual modo, aparecer en una lista de morosos también te impedirá unificar préstamos, solicitar una hipoteca, firmar un aplazamiento, carencia o ampliación de esta en caso de que ya la tengas concedida y pedir créditos personales. En definitiva, una gran variedad de perjuicios fácilmente evitables.

 

 

  • Sigues apareciendo como deudor a pesar de haber abonado la deuda.
  • La deuda que se te reclama tiene una antigüedad mayor de 6 años.
  • No te han comunicado por carta que formas parte de esta lista de morosidad.
  • El importe de la deuda no es el real.
  • Han suplantado tu identidad para contraer la deuda o se trata de un error administrativo.
  • La deuda reclamada es indemostrable.